Ciclocross
Fecha: 16/06/2017
El equipo de ciclocross Ginestar-Delikia, perteneciente a la Fundación Ciclista Benicadell, se encuentra en proceso de tramitación de licencia continental para la próxima temporada. Se convertirá así en el primer conjunto de la modalidad con categoría continental en España. Con sede en la Comunidad Valenciana, estará liderado por los dos grandes referentes del ciclocross nacional: Felipe Orts e Ismael Esteban. El alicantino cerró hace unos meses su mejor campaña hasta la fecha, pues cuenta en su palmarés con la plata mundialista sub23 conseguida en Luxemburgo, el Campeonato de España sub23 y la general de la Copa de España Loterías sub23. Esteban, por su parte, clausuró también una gran temporada tras proclamarse Campeón de España absoluto, así como Campeón de la Copa de España Loterías absoluta. Además, consiguió estar entre los treinta primeros en el Campeonato del Mundo celebrado en Bieles (Luxemburgo).
Fecha: 30/01/2017
Aunque buena parte de la selección se quedará por Bélgica y los Países Bajos para afrontar las últimas pruebas de la temporada de ciclocross, el seleccionador nacional, Pascual Momparler, volaba esta mañana de regreso a España, para pasar del barro de Bieles al asfalto de la Comunidad Valenciana, aunque con el buen sabor de boca que supone esa medalla de plata de Felipe Orts. El quinto metal de la historia del ciclocross nacional, tras el oro del junior Iñaki Vijandi (1979), las platas de los también juniors Jokin Mujika (1980) y Gaizka Lejarreta (1996) y del amateur José María Basculado (1970), llegaba tras la aciaga jornada del sábado. “En juniors las medallas no eran seguras, por supuesto, pero la ilusión por lo visto durante todo el año era estar luchando por ellas. El mundo se nos cayó encima en la primera curva de los juniors y en la primera vuelta con Alicia. Fue una gran decepción porque no pudimos desplegar todo el potencial que teníamos. De ahí que la actuación de Felipe fuese doblemente ilusionante, por lo que hizo y porque nos quitó ese mal sabor de boca. Cumplió todo lo que se había hablado antes de la carrera, con tranquilidad, con sangre fría”. Fiesta española Una actuación que además fue una fiesta. “Había ido mucha gente a verle. Pero cuando comenzó a remontar, a coger a los belgas y a dejarlos, todo el circuito estaba con él, incluso los espectadores belgas o franceses. Hasta el speaker de la UCI comenzó a decir cuatro frases en español y él que lo iba escuchando se creció más”. Momparler reconoce que el triunfo del alicantino “sorprendió a muchos. Le conocen los corredores, pero este año como no terminaba de rematar, se creían que no podía estar ahí. Incluso para los seleccionadores extranjeros fue una relativa sorpresa. Un corredor que, aparte de tener talento, estaba dando una lección de cómo correr”. El técnico español considera que “el salto a élite lógicamente lo notará al principio, pero vamos a tener a un corredor capaz de estar entre el diez y el quince de una Copa del Mundo. Solamente tiene que adaptarse de los cincuenta minutos de su carrera a la hora de competición, pero tiene el ritmo. Y la moral de la plata de ayer le va a hacer subir un par de escalones en su progresión”. Momparler no se olvida de Alberdi. “Ha tenido un año muy complicado por su caída, que le ha impedido hacer la preparación de base. No hubiera sido extraño que este año no hubiera competido. Pero ha querido hacerlo y es un corredor con un gran potencial, con el que ya he hablado”. La mala suerte del ciclocross Volviendo con los juniors, no cree que haya sido un problema de presión. “Es simplemente la mala suerte que puedes tener en una carrera de ciclocross. La salida se debió posponer tal y como estaba el circuito. La curva con hielo era mortal. Los primeros pasaron bien por la trazada, pero el resto se fueron al suelo. Y al ir los tres de los primeros, se les cayó mucha gente encima y cuando quisieron volver a salir iban de los últimos. Cullell se puso las pilas y pudo remontar hasta el quince, pero que te sabe a poco, cuando no hace muchos años lo hubiéramos visto como un éxito parecido al de Felipe. En cuanto a Feijoo no pudo ya centrarse y Murias terminó en el hospital. Más mala suerte no se pudo tener en una sola carrera”. Los tres pasan el año que viene a sub23, “por lo que tendrán menos responsabilidad, solamente ir aprendiendo e ir progresando, porque tienen ganas de ciclocross. Lo que hace falta es ver si sale algún junior con ganas con el que seguir trabajando desde abajo”. La mala suerte continuó en la prueba sub23 femenina. “Si se te sale la cadena a mitad de carrera, pierdes tres o cuatro puestos, pero continúas en la lucha. Pero al ser al principio, te vas al último lugar, y fue lo que le pasó a Alicia, lo que te deja muy tocado”. En cuanto a la prueba femenina, “con todo lo malo que nos sucedió, la gran carrera de Lucía quedaba empañada. Pero hizo su mejor carrera del año, muy regular y con un gran resultado para ella, que también la servirá para mejorar el año que viene. En cuanto a Aida, con el golpe que se dio bastante hizo con seguir en carrera”. El futuro de Ismael Esteban El Mundial terminaba con la prueba élite, en la que Ismael Esteban nos hizo soñar con un histórico top10, pero nueve pinchazos le dejaban muy atrás, y muy por debajo de sus posibilidades reales. “Cada media vuelta tenía que cambiar de bici, pero no fue nada extraño ya que todos pincharon más o menos veces. Menos Van Aert, que gracias a ello se llevó el Mundial. Los percances decidieron más que la forma física. Mira a Larri, que hizo un carrerón porque no tuvo tantos percances y pudo ser mucho más regular”. Momparler tiene bastante confianza en las posibilidades futuras de Ismael, a pesar de los 34 años que cumplirá en septiembre. “Si los circuitos son como el de ayer, de fuerza y técnica, Ismael es capaz de hacer cosas más grandes de lo que creemos. Si hace Copa del Mundo va a volver a estar en ese sitio, en el que pudo terminar ayer, entre los diez o quince primeros. Y va a darnos más de una alegría”.
Fecha: 29/01/2017
“Estoy aquí con la medalla colgada del cuello, pero aún no me lo puedo creer. Eso sí, estoy supercontento”. Así se expresaba Felipe Orts al bajar del podio del Campeonato del Mundo de ciclocross sub23 de Bieles, con esa histórica plata, labrada a base de inteligencia, en una carrera en la que se imponía el gran favorito, Joris Nieuwenhuis, con absoluta superioridad, pero en donde el español supo sacar provecho a su fuerza y, sobre todo, a su inteligencia. Orts entraba a 1:23, y el también neerlandés Sieben Wouters era bronce, a 1:29. “Hoy hacía bastante mejor tiempo que ayer, por lo que el circuito no estaba helado, pero tampoco llegaba a estar embarrado. Era un barro líquido que no me ha ido mal. He salido muy bien y no he tenido problemas salvo una pequeña caída al principio, que no me ha supuesto nada malo”, comentaba el alicantino quien añadía que “la clave ha sido correr con cabeza, sin calentarse. Los de delante llevaban un punto más, y pensaba que podían marcharse. Pero he mantenido mi ritmo y he visto que no me sacaban más de diez segundos”. Y de ahí, al tramo final en el que Orts ha estado soberbio…. y donde sus rivales acusaban ese fortísimo ritmo del neerlandés.  “Ha sido ahí cuando he visto que me podía ir hacia delante, que los tenía a mi alcance y así ha sido. Parece fácil, pero ha sido complicado, porque no había que calentarse”, añadía. Orts ha logrado esa medalla de plata que no teníamos en esta categoría desde los tiempos de José María Basualdo, en 1970. “No pienso en lo que supone, ni en lo que puede significar de cara a la próxima temporada, ya como élite. Ahora solo pienso en disfrutarla, en agradecer la confianza que han tenido en mi, y en poder aprovecharlo en las carreras que me quedan estas semanas en la categoría. El año que viene ya será otra cosa”, terminaba el nuevo subcampeón del mundo. El español salía de la primera fila con la suficiente fuerza para colocarse entre los tres mejores, aunque prefirió perder posiciones para evitarse problemas. De esta forma, por delante se formaba un grupo con Nieuwenhuis, el italiano Gioele Bertolini y  los belgas Thijs Aerts y Nicolas Cleppe, aunque pronto se disgregaría el cuarteto: el neerlandés, a demostrar su fortaleza; los tresdos, a pagar su osadía de intentar seguir su ritmo. Por detrás, el de Vilajoiosa llegaba a ir séptimo a falta de tres vueltas, a casi un minuto y medio de la cabeza, pero a apenas medio minuto de las medallas. Y poco a poco fueron mostrándose las fortalezas de unos y las debilidades de otros. A dos giros, Orts ya rodaba quinto, a poco más de diez segundos del grupo que se jugaría las medallas. En la última vuelta, entraba junto a los dos belgas… a los que dejaría poco después para volar por la plata, que ninguno de ellos ganaría finalmente. El otro español de la prueba, Jokin Alberdi, terminaba en el puesto 42º, a dos vueltas. Larrinaga recogió el guante “Como no salir esta tarde con motivación y alegría viendo lo logrado por Felipe”, decía Javier Ruiz de Larrinaga tras la medalla del alicantino. Y en la prueba élite, quien parecía que iba a recoger el guante era el propio Ismael Esteban, que durante mucho tiempo tuvo el top-10 a su alcance… aunque sería el propio ‘Larri’ el  que tomaría el testigo, gracias a su constancia, lo que le daría el puesto de mejor español, el decimosexto, a 5:35, y la mejor clasificación de su carrera deportiva en un Mundial, cuyo recorrido completamente embarrado poco tuvo que ver con el de los sub23 y absolutamente nada con el de la víspera. “Quienes tengan que sacar conclusiones que saquen –decía Larri-. Todo el trabajo, todo el sufrimiento de venir a Copas del Mundo todo el año conlleva estos resultados cuando por fin todo sale bien. Muy contento, porque han tenido que ser diez Mundiales para que me salga uno bueno. Salía atrás, pero he librado la primera caída. He pasado sobre el 32 la primera vez por meta u poco a poco he ido cogiendo mi ritmo, sin cometer errores. También teníamos el riesgo de tener problemas mecánicos y los he evitado hasta la última vuelta en la que he tenido el primer pinchazo. Me he venido arriba cuando veía que iba pasando gente poco a poco y me ha valido. Es cierto que me ha favorecido el circuito, el hecho de que estuviera más embarrado, pero otras veces corres con circunstancias menos favorables”. Esteban terminaba cayendo a la 27ª plaza (a 7:03) por culpa de “nueve pinchazos en toda la carrera. He llegado a ir el noveno después de haber pinchado dos veces, y he podido cogerles. Pero al final me he ido abajo. Horrible, porque en el circuito iba muy bien, cogiendo a gente, remontando y llegando a estar en este top ten. Pero no estaba el día por ello y al final se me ha ido el Mundial. Por un lado, muy bien porque me he visto con fuerzas de estar muy adelante, pero esto es así”. Kevin Suárez (43º) y Aitor Hernández (48º), sin haber entrado nunca en carrera, eran clasificados a a tres vueltas, es decir, sin poder terminar la carrera. “Con el Mundial se ha acabado una temporada muy mala para mi y hoy encima con bastante mala suerte –comentaba el cántabro-. Tenía muchas ganas y llegaba bastante bien a Bieles. Pero de salida se me ha cruzado el día. Me han tirado y me han partido la rueda. He podido ir montado hasta el control, incluso pasando gente. Sintiéndome bien al fin y al cabo. He empezado a remontar, ganando posiciones hasta la cuarta vuelta, más o menos. Pero luego ha comenzado mi odisea, con tres pinchazos seguidos, encima uno de ellos nada más pasar el box. Eso ya me ha eliminado de carrera totalmente, pero es lo que hay y ahora toca descansar. Me da rabia porque pienso que estaba bien, para hacer un buen Campeonato del Mundo. Hay que pensar en otras cosas y dentro de un tiempo volver a la carga, con ganas de hacerlo bien y mejorar tras una temporada tan mala. Aunque he tenido buenas carreras, no ha sido lo que yo esperaba”. Por su parte, el vasco fue capaz de esquivar dos caídas que se produjeron muy cerca de él, pero terminó por sufrir en sus propias carnes un golpe que le dejó prácticamente fuera de carrera. “No ha sido un día fácil, y sin duda no es esta la forma en la que uno quiere estar en una carrera tan especial e importante como el Mundial. En la primera vuelta, como siempre, he conseguido evitar dos montoneras, pero en una de las laderas me han tirado al suelo, me he dado con la rótula en la potencia del manillar y desde ese momento he ido incómodo al pedalear, sin ritmo y con dolor por el golpe, así que no he podido acabar”. La carrera fue un mano a mano entre los dos ‘niños’, hasta que un pinchazo de Mathieu Van der Poel le daría una cómoda ventaja de medio minuto a Wout Van den Aert, quien no perdonaría para revalidar el ‘arco iris’. El neerlandés tendría que conformarse con la plata a 44”, mientras que en la carrera del resto de los mortales Kewin Pauwels se hacía con el ‘triunfo’, es decir, con la medalla de bronce, pero ya a 2:09.
Fecha: 28/01/2017
Las ilusiones españoles de un buen Mundial de ciclocross en Bieles (Luxemburgo), con opciones incluso de acercarse a las medallas en la categoría junior, terminaban en la primera curva por culpa de una montonera. Como lo expresaba Iván Feijoo, “sabíamos que se iba a producir esa montonera, si no en la primera curva, en cualquier momento, porque el circuito estaba helado y era peligrosa. Hemos tenido la mala suerte de vernos afectados los tres”. Total que el gallego “perdía mucho tiempo, me ha dejado muy tocado y ya ha sido imposible remontar. Pero sobre todo te ha afectado psicológicamente porque ya veía que las opciones eran nulas, que poco podía tremongtar y sólo pensaba en remontar y acabar la carrera”. De esta forma, el gallego terminaba en el puesto 44º, a 7:05, muy lejos de su verdadero potencial. Jofre Cullell sí conseguía remontar hasta esa decimoquinta posición final, a 3:21 del ganador. “El circuito estaba helado, era muy complicado rodar y muy fácil caerse y cometer muchos errores. La salida no fue muy buena y en la primera curva me vi en el suelo y eso ya me marcó toda la carrera, ya que pasé a ir el 30. Poco a poco puse mi ritmo, empecé a pasar gente y lo más importante, sin tener ningún fallo, hasta colocarme el 15. Por un lado estoy contento, porque he dado el máximo, pero no puedo estarlo con el resultado, ya que debería haber acabado bastante más arriba, teniendo en cuenta que hice el cuarto tiempo de vuelta”. Peor le fue al vasco Xabier Murias. “La caída nos ha pillado a los tres, pero he podido continuar bastante bien, aunque no mucho tiempo, porque en una bajada me he caído, he apoyado la mano y me he roto el dedo. Adiós al Mundial, aunque espero tener nuevas oportunidades en el futuro”. Por lo demás, la prueba junior se saldaba con un histórico triplete británico. Thomas Piddock ratificaba su condición de gran favorito, pero no podía imaginar estar en el podio acompañado por sus compatriotas Daniel Tulett y Ben Turner, a 38” y 44” respectivamente, y menos aún después del fenomenal comienzo del francés Maxime Bonsergeant, el mejor sobre el hielo… hasta que una avería le apartó de la lucha por las medallas y le relegó al puesto 20. Y es que la mala suerte no sólo acompañó a los españoles. La cadena deja sin opciones a Alicia La prueba sub23 femenina también estuvo marcada por el hielo. Pero no fue este elemento el que dejó sin opciones a Alicia González. “Iba la tercera en la primera vuelta, cuando se me salió la cadena y tardé mucho tiempo en volverla a poner, hasta ser la última. Ahí perdí todas mis opciones, no sólo por el tiempo perdido, más de un minuto y medio en la primera vuelta, sino porque quizá forcé demasiado a la hora de remontar y terminaría pagándolo. Había, además, demasiado tráfico y fue muy complicado recuperar. Estoy un poco descontenta porque sin esa mala suerte lo hubiera hecho mejor”, comentaba la asturiana, que terminaba en el puesto 22º, a 5:23. Alba Teruel, por su parte terminaba en el puesto 38º, a 8:13. “En la primera vuelta me he caído en la ladera última y luego cada vez que pasaba tenía algún problema. Cada vez iba menos metida en carrera y he terminando desconectando. Más de cabeza que de piernas. Y así no hay nada que hacer”. La carrera fue un bonito mano a mano entre la neerlandesa Anne Marie Worst y la norteamericana Ellen Noble que se saldaría con un mínimo error de ésta que le daría una ventaja irrecuperable a la primera, que se impondría con 10”. La británica Evie Richards, la saliente campeona, completaría el podio, a 26”. Lucía mereció mejor suerte La prueba reina de la primera jornada respondió a la expectación., Marianne Vos respondió a la condición de favorita y fue dejando a sus rivales. Pero lo que no esperaba la neerlandesa es tener una salida d ecadena cuando lideraba en solitario, ni la perseverancia de Sanne Cant para darle alcance y terminar superándola a base de coraje y potencia en la línea de meta. Los fallos de la belga cuando parecía la imbatible favorita en años precedentes se trocaron en un inesperado pero merecido triunfo el año en que pocos contaban con ella. Vos se tenía que conformar con la plata a solo 1”, con la checa Katherina Nash a 21” completando el podio. Lucía González, en el puesto 19º, a 3:29, era la mejor de las españolas, en una carrera en la que mereció mejor suerte. “He tenido una buena salida, he encontrado un buen ritmo y no he tenido fallos, por lo que me he llegado a colocar la decimoquinta. Pero a falta de una vuelta y media tuve una caída, el único problema de la carrera, y he perdido algunas posiciones, aunque he terminado entre las veinte mejores. Lo importante es que acabo la temporada con el mejor sabor de boca y con ganas de hacerlo mejor el año que viene”. Aida Nuño se daba un buen batacazo en el primero giro que la dejó sin opciones, e incluso al borde del abandono, aunque logró clasificarse, como trigésimoprimera, a una vuelta. “Ya sabemos que esto es así, y no vamos a darle más vueltas. No hice una buena salida, pero me sirvió para ir librando las montoneras. Pero al quedarme atrás, sales con las prisas de ir adelantando a la gente y en la zona de asfalto, cuando estaba pasando a otra corredora, debí pisar una placa de hielo y se me fue la bici y tuve una caída bastante mala. En asfalto es donde menos te esperas una caída, pero es donde más duele. Me levanté rápido, pero no podía caminar, ni subirme a la bici. Estuve un par de minutos parada, hasta que me puse a andar como pude. Luego me subí a la bici, pero iba muy despacio, casi sin poder dar pedales, hasta que comenzó a reaccionar la pierna. Mientras que pudiera pedalear tenía claro que quería terminar, como fuera, con dolor, pero seguir en carrera. Al final me echaron a falta de una vuelta por el 80 por ciento, pero por lo menos no fue irme por voluntad propia, algo que no quería”.
Fecha: 27/01/2017
Aunque Pascual Momparler nos ofrecía un completo análisis a comienzos de semana, plenamente válido en muchos aspectos, a pocas horas del inicio del Campeonato del Mundo de ciclocross de Bieles nos actualiza sus impresiones, teniendo en cuenta la realidad climatológica. “Hoy en el entrenamiento hemos visto lo mucho que puede cambiar el circuito, ya que al principio han salido con mucho hielo, se han descongelado tramos y luego se han vuelto a helar. De hecho, incluso cambiaba vuelta a vuelta. Lo que sí que es cierto es que es casi imposible que se haga un barrizal. Veremos como evoluciona, ya que hoy tenido diferencias de diez grados entre un momento y otro”, indica el seleccionador. A pesar de ello, “en general es un circuito que les gusta a todo y les puede ir bien. Tiene tramos con desnivel y es muy técnico. Habrá que tener cuidado con esos tramos helados, pero en general nos beneficia bastante”, añade. Los Mundiales comenzarán mañana sábado a las 11:00 con la prueba junior, con Jofre Cullell, Iván Feijoo y Xabier Murias como representantes españoles que saldrán con más opciones que nunca, y con el británico Thomas Pidcock como casi unánime favorito. A las 13:00 competirán las sub23. Alicia González y Alba Teruel defenderán el pabellón español, en una prueba en la que destacaban a la neerlandesa Anne Maria Worst, a la belga Laura Verdonschot, a la británica Evie Richards, y a la italiana Chiara Teocchi como principales referencias. Y la primera jornada terminará con la prueba élite femenina a partir de las 15:00 con una apuesta total por Marianne Vos y con Lucía González y Aida Nuño como las dos integrantes de la selección. Estas eran las opiniones de nuestras cuatro féminas. Ya el domingo, regresaremos a las 11.00 con la prueba sub23 en la que Felipe Orts aspira a superar ese notable sexto puesto de 2016, aun que pusiera el listón muy alto. Jokin Alberdi será el segundo ciclocrossman hispano, aunque pensando en el futuro, y el neerlandés Joris Nieuwenhuis, los belgas Eli Iserbyt y Quinten Hermans y el italiano Gioele Bertollini, como los grandes nombres de la categoría. Los Mundiales de Bieles finalizarán con la prueba élite masculina (15:00) con el enésimo duelo entre Mathieu Van der Poel y Wout Van Aert, incluso con el recuperado Lars Van der Haar en liza. Ismael Esteban será la baza española más sólida, acompañado por Javier Ruiz de Larrinaga, Kevin Suárez y Aitor Hernández. Esto era lo que nos contaban sobre el Mundial. Todas las pruebas podrán ser seguidas en directo en el Canal UCI de YouTube, y en concreto desde este enlace.
Fecha: 26/01/2017
Terminamos el análisis de la participación española en el Mundial de Bieles con las féminas. Cuatro corredoras en dos categorías. Primero, las sub23, con la presencia de Alicia González y Alba Teruel, que competirán el sábado 28 a las 13:00; y dos horas más tarde las élite, Aida Nuño y Lucía González. Todas ellas se quedaron en el Benelux para preparar este Mundial… aunque afectadas de una forma u otra por las bajas temperaturas y la nueve. Aida Nuño ha estado por la zona de Bastoña, “donde hay bastante nieve, aunque pude entrenar con la bici de ciclocross; con la de carretera estaba bastante complicado”. Para la veterana de la selección será la novena participación en un Mundial, con la 17ª plaza de 2016 como mejor clasificación y objetivo en este 2017, un año que no está siendo demasiado brillante en lo que se refiere a las actuaciones internacionales. “Cuando vas teniendo tantas carreras sin resultados ya no puedes hablar de mala suerte. Pero me da rabia porque sé que no tengo ningún problema físico, que estoy bien, mejor que en diciembre, pero las cosas no terminan de salir. El domingo en Hoggerheide, en las dos primeras vueltas me costó mucho entrar en carrera, en un circuito que parecía otro porque estaba rapidísimo. Y cuando estaba remontando, se me cayó una delante, y perdí quince puntos. Lo mejor es que al final me ví bastante bien, pero no terminó de salirme la carrera otra vez más. Ojalá que en el Mundial cambie la suerte”. Sobre el recorrido, se muestra reservada. “Vamos a ver lo que nos encontramos. Parece ser que dan algo de mejoría, es cierto, pero para el domingo, no para el sábado. Y mucho tiene que subir la temperatura para que descongele esto, porque la nieve lleva en el suelo varias semanas y costará que se quite. En principio pienso en una carrera con hielo y nieve, salvo que llueva y se arme un barrizal, pero no es lo que se prevé. No es a lo que más acostumbrados estamos, pero es lo que tendremos. Estoy mentalizada para la nieve y el hielo, pero si no lo hay, mejor. En Italia tuvimos un circuito parecido y no me disgustó para nada. Sea lo que sea hay que afrontarlo con la moral alta”. Pasando a los objetivos, Nuño es más clara: “Siempre hay que intentar mejorar, estar como poco a la altura del año pasado, aunque no sea fácil cambiar del negro al blanco en una sola carrera. Un top 20 se podría dar por bueno, pero el objetivo tiene que ser estar siempre un paso por delante. Va a ser complicado, pero la forma está ahí y si salen las cosas como el año pasado, aunque sea por primera vez este año, lo podemos hacer” Finalmente es aún más contundente respecto a la condición de favorita de Vos. “Tenía la duda de saber si iba a ser capaz de volver como en sus mejores tiempos y lo que hemos visto estas semanas es que vuelve a ser la mejor en todo, técnicamente, en las zonas físicas… y en dos circuitos tan diferentes como Italia y Hoogerheide. Sabemos que su objetivo es el Mundial, que se está preparando para ganarlo y salvo que le pase algo, es difícil que se le escape y más si Thalita De Jong no corre, como ha confirmado tras la caída del domingo”. Lucía: “Este año estoy llegando mejor al final de las carreras” El Luxemburgo, pero aún lejos del circuito se encontraban las hermanas González, aunque con un paisaje muy similar. “Ha nevado bastante y me imagino que allí encontraremos un recorrido con bastante nieve y hielo. No sé como cambiará en estos días, pero a mi no me va mal que sea rápido, que tenga poco barro”. A diferencia de Nuño, la mayor de las González llega con una buena referencia de Hoogerheide. “No hice una mala carrera. Se me escapó por poco el top veinte y lo mejor es que tuve buenas sensaciones. Lo más positivo es que estoy llegando mejor a la parte final de las carreras y esto se está notando en resultados”. Ese top veinte que le faltó el domingo es el objetivo para el próximo sábado. “El año pasado terminé la 21 y creo que podemos dar un paso más y acabar entre las veinte mejores”, en una prueba en la que apuesta por “Marianne Vos, por lo que está demostrando en las últimas carreras que esta ganando con superioridad, es principal favorita”. Pero Lucía tendrá un segundo ‘objetivo’ y es ver a su hermana en la prueba sub23. “Lo malo es que corren justo antes y no podré verla mucho, ya que tendré que estar calentando. No será fácil porque las sub23 este año están andando mucho pero Alicia está muy confiada”. Alicia: “Valencia me ha dado un plus de motivación” Alicia González estrenaba el maillot de campeona nacional el pasado domingo en Hoogerheide. “Aunque ya había ganado campeonatos en varias categorías, éste es el primer absoluto y me hizo bastante ilusión”. Ahora, en el Mundial no lo llevará, pero sí puede hacer historia de ser la mejor española de la historia en un Mundial. “Sé que puedo estar luchando por el top 10 y desde luego, mejor que el decimosexto puesto del año pasado. Ganar el Campeonato de España en Valencia me ha dado un plus de motivación para el Mundial y estoy en el mejor momento de la temporada, ya que tngo un punto de forma que no tenía en diciembre, cuando tenía que estar más pendiente de la Universidad. No me veo presionada por lograr ese resultado. Hay cuatro o cinco corredoras que están por encima, pero luego estamos un grupo bastante amplio, por lo que si te van bien las cosas, puedes acabar entre las mejores, pero también irte al puesto 18 si no tienes tu día”. Entre las favoritas destaca a la neerlandesa Anne Maria Worst y a la belga Laura Verdonschot, pero no se olvida de la campeona del mundo, la británica Evie Richards, ni de la italiana Chiara Teocchi. También prefiere esperar a lo que se va a encontrar en Bieles antes de opinar. “Por un lado he competido poco sobre hielo y nieve y en el circuito hay bastante acumulada de muchos días. Pero por otro me va mejor que sea un recorrido rápido a que esté embarrado”. Alba Teruel: “No me planteo posiciones” Terminamos con Alba Teruel, quien se quedaba en “Hoogerheide porque las temperaturas estaban algunos grados por encima y por lo menos nos venía mejor para entrenar”. La valenciana compitió en las dos pruebas del fin de semana. “El sábado tuve muy buenas sensaciones, pero el domingo el circuito de la Copa del Mundo era muy rápido, y saliendo casi la última en la parrilla era muy complicado remontar, en una carrera en la que salimos setenta corredoras, una cifra muy alta. En el grupo que salías era en el que te quedabas, y a rodar con él. Pero el fondo de las dos carreras me va a venir bien para el Mundial. Este año he ido con la preparación un poco más retrasada al haber corrido en Catar, pero ahora creo que llego como debo al Mundial”. “Del Mundial sé poco todavía. En el vídeo no te haces una idea clara, aunque hay repechos y bajadas para romper la carrera, pero hay tiempo desde que lleguemos hasta el sábado. Todo va a depender mucho de la temperatura, si se mantiene nevado o hay barro. A mi me gustaría que fuera rápido”, pero matiza sobre esta circunstancia. “Cuando es una carrera rápida, en la que se va en grupo, puedes aguantar, peor si se rompe y tienes que hacer la carrera por ti misma, cada una va a su sitio, hacia delante o hacia atrás, si no tienes el día”. Finalmente señala que “no me planteo posiciones, sólo salir a tope y darlo a todo. No quiero decirte un puesto, porque pueden influir muchos favoritas” y que aunque saldrá en la parte de atrás de la parilla, “si somos la misma cantidad del pasado Mundial –unas cuarenta- será más fácil remontar y que si somos las casi setenta del otro día en Hoogerheide” y considera que “si el circuito está rápido, Alicia va a hacer un buen Mundial”.
Fecha: 25/01/2017
El año pasado, nos proporcionaba un bonito titular, “Felipe, sexto”. Pero sobre todo, una ilusión, ver por primera vez a un español con opciones de estar luchando por el podio. Con un año más, en su última campaña como sub23, Orts es una de las bazas más sólidas para el Mundial de Bieles. La cita, el domingo 29, a partir de las 11:00. “Llego muy bien de forma, posiblemente en el mejor momento de la temporada, pero una carrera de un día siempre es complicada. Tengo muchas ganas, y solo espero no tener mala suerte. En principio la idea es terminar entre los diez mejores, y aunque el año pasado puse el listón muy alto, no renuncio a nada”. Una mala suerte que ya vivió el pasado domingo en Hoogerheide. “Hubo una montonera delante de mí y fui al suelo. Solo tuve rasguños, pero rompí el cambio y perdí tiempo. Lo mejor fue que pude remontar bastante, cogí mi ritmo y pasé a bastante gente, lo que en un circuito tan rápido como ese es bastante complicado. Fui en muy buenos tiempos y esa es la mejor lectura que pude sacar”. Ahora la mente está puesta en el Mundial. Tras una semana de bastante frío, ahora en Vilajoiosa ultima los entrenos de cara a un circuito que es una incógnita. “Lo poco que he visto es que está bastante nevado, aunque hasta el viernes no me haré una idea. Cuanto más rápido sea, mejor para mí. Espero que no se haga muy pesado, aunque corriendo a las once de la mañana, con uno o dos grados, no creo que se descongele mucho. De todas formas, eso también tiene un riesgo, de que puedes tener un resbalón y si se va rápido es mucho más complicado volver a cazar”. La pena es que en el último ranking ha perdido una posición y tendrá que salir en la segunda fila, “lo que no es un gran problema, pero estando en primera es más fácil evitar montoneras. La táctica será intentar salir bien y coger el grupo de cabeza. Hay cuatro o cinco corredores que están por encima y que son el neerlandés Joris Nieuwenhuis, los belgas Eli Iserbyt y Quinten Hermans y el italiano Gioele Bertollini. A partir de ese momento, habrá que aguantar en cabeza y ver si falla las gente como pasó en Fiuggi”. Entre ellos, Orts apuesta por Nieuwenhuis y cree que Iserbyt “no va a revalidar el título, aunque esté arriba”. Alberdi: “Voy sin ninguna presión” Jokin Alberdi será el segundo español en la categoría sub23. Siendo su primera experiencia en esta categoría, “me lo planteo sin ninguna presión, para ir aprendiendo de cara al futuro ya que la diferencia con juniors es muy grande. Con quedar contento de la carrera que haga me daría por satisfecho”. La temporada del vasco estuvo marcada “por una caída que tuve en junio cuando hice carretera y que me costó arrancar en ciclocross. Pero en las últimas carreras ya he tenido muy buenas sensaciones y en Hoogerheide el domingo tuve un buen ritmo”. Lo que tiene claro Alberdi es que “me da lo mismo el recorrido que tengamos. No será lo mismo si hay hielo o barro, pero será para todos”, mientras que ve muy bien a su compañero Felipe Orts. “Le he visto muy bien. El domingo tuvo el problema de la caída, pero se le vio que remontaba muy fácil. Está muy mentalizado y va a hacer un gran Mundial”. Eso sí, no se atreve a señalar favoritos, “porque tampoco conozco mucho a los corredores”. Feijoo: “La presión siempre ha estado ahí” Al mismo nivel ilusionante de Felipe Orts se encuentran los juniors españoles, en especial Iván Feijoo, avalado por su octavo puesto del año pasado, y de Jofre Cullell, con dos cuartos puestos en Copas del Mundo. Será la prueba que abra el Mundial, el sábado 28, a partir de las 11:00. Feijoo tiene claro que “estoy con muchas ganas de que llegue el Mundial. Me encuentro bien de forma y voy a dar el máximo por estar lo más adelante posible. ¿Presión? Siempre ha estado ahí, pero no me afecta. Si doy lo mejor de mí, salga lo que salga estaré satisfecho”. El orensano saldrá de la segunda fila. “Lo importante es salvar la salida. Hacer una primera vuelta tranquilo, yendo hacia delante e ir cogiendo posiciones. Si consigues salvar ese comienzo, te ayuda mucho. El británico Thomas Pidcock está por encima de todos, pero después, el resto estamos muy igualados, por lo que dependerá de cómo nos encontremos el día de la carrera”. Una prueba en la que va a tener mucho que decir “el recorrido que nos encontremos. Ahora mismo está demasiado duro para mí, me gustaría que estuviera un poco más embarrado”. Cullell: “Estar en el podio no es soñar” Por su parte, Jofre Cullell prefirió descansar el domingo y no estuvo en Hoogerheide. “He estado preparándome en casa, entrenando fuerte de cara al Mundial. Me encuentro muy bien, con muchas ganas, y a ver como se dan las cosas el sábado. Con los resultados que he tenido este año, tengo que aspirar a todo, aunque en una carrera de un día, siempre puede suceder cualquier cosa”. El gerundense es realista y por ello, optimista. “Un Mundial es siempre muy complicado. Un top 10 es muy probable, salvo que tengas algún problema, pero he hecho este año dos cuartos puestos en Copa del Mundo, muy cerca del podio y pienso que puedo estar en él. No es soñar, sino que es algo posible”. En cuanto a la presión “ya he estado en pruebas así, en ciclocross y BTT, y estoy acostumbrado, aunque no oculto que el sábado antes de salir estaré un poco nervioso”. Sobre el circuito “me gustaría que no estuviera muy embarrado, que tirase hacia rápido. Es un circuito duro, con repechos, con tramos técnicos. Pero al mismo tiempo estará resbaladizo y con otros factores a la contra, por lo que puede ser peligroso si es rápido. En principio me gusta, pero hasta que no lo vea el jueves no me haré una idea”. Cullell pensaba que iba a salir en primera fila cuando hablamos con él, aunque enb el último ranking se ha visto relegado, por lo que lo hará en segunda. También apuesta por Pidcock “porque este año lo ha ganado todo, pero el resto estamos muy igualados”. Murias: “Estar aquí ya es haber conseguido el objetivo del año” El tercer español en la prueba junior será el vasco Xabier Murias. El ganador de la Copa de España ha estado al nivel de Feijoo y Cullell en las pruebas nacionales, aunque no se ha prodigado tanto –ni de forma tan notable- en las internacionales. “Este es mi primer Mundial y con estar aquí ya he conseguido el gran objetivo del año. Una vez logrado, aspiro a hacer el mejor puesto posible, En las pruebas españolas he estado con Iván y con Jofre, por lo que sé que puedo estar cerca de ellos”. De hecho, el vasco no estará tan atrás en la parrilla, en tercera fila. Aunque tenía pensado regresar a España, al final se quedó en el Benelux y ya conoce el circuito mundialista. “Ahora está nevado y helado, pero parece que habrá más barro el fin de semana. Es un circuito complicado, y al mismo tiempo técnico y me ha gustado. Creo que va bien a mis condiciones. Llego bien de forma, con muchas ganas, aunque el domingo pasado en Hoogerheide no tuviera un buen día”. Como sus compañeros de selección apuesta por Pidcock “porque lo lleva demostrando en todas las pruebas del año”.
Fecha: 24/01/2017
Cuatro corredores componen la selección élite que participará el domingo 29, a partir de las 15:00 en el Mundial de ciclocross. Se trata de Ismael Esteban, Javier Ruiz de Larrinaga, Kevin Suárez y Aitor Hernández, en una selección que parece  clara ya que los cuatro han estado por encima del resto durante todo el año, aunque también es cierto que Esteban ha sido superior a todos. Precisamente el campeón de España ha sido el primero en llegar a Bieles. Lo hacía ayer a mediodía, alojándose a escasos 7 kilómetros del escenario mundialista, y le dio tiempo a ver cómo se estaba montando el circuito, con la idea de poder entrenar hoy mismo. La primera impresión del cántabro es positiva, comparada con la mala experiencia del domingo. “Mucho mejor que Hoogerheide, que parecía un criterium, con un recorrido totalmente plano y rodando en grupo. Por eso cuando tuve el enganchón, que me afectó al manillar perdí mucho tiempo y al irse tan rápido no pude remontar. Estoy acostumbrado a carreras de cada uno hace lo que puede, no de grupo. Larri me dijo que tuviera paciencia y quizá fue lo que me faltó. Sentí impotencia, pero al final la lectura que hago es que fue un buen entrenamiento”. Pensando ya en el recorrido del Mundial añade que “es un circuito que no tiene nada que ver, con subidas y bajadas guapas, con contraperaltes. Lo veo más duro que Zolder –escenario del año pasado-. Y sí, si me ha gustado”. Esteban añadía que “estaba bastante nevado, helado en algunas zonas, pero no va a ser rápido porque hay zonas de arena que estaban sin pisar y si suben las temperaturas como parece no va a ser muy rápido, lo que me favorece”. Lo que menos le gusta al cántabro es la salida. “En Hoggerheide tuve un problema, pero como era en cuesta pude remontar, aunque luego tuviera el enganchón del manillar. La salida de Bieles es muy plana, y por eso es complicada si tienes algún problema. Creo que salgo de tercera fila”. En cuanto a la táctica, lo tiene claro: “Arrancar a tope, poner una brida en el acelerador para que no se suelte y hasta el final. Aquí hay pocas estrategias que valgan. Por lo menos los que no estamos delante. Eso sí, procurar no tener fallos y no descentrarse mentalmente”. Haber quedado el duodécimo en una Copa del Mundo puede suponer tener unos objetivos ambiciosos. “¿Top 15? Es complicado pero es a lo que aspiramos. No es nada fácil repetir lo que hice en Italia. La gente cree que ganar es lo difícil, pero en pruebas como un Mundial o una Copa del Mundo hay navajazos en cada curva por ganar un puesto, incluso cuando vas el veinte, y al final no tiene la repercusión que merece. De eso te das cuenta sólo cuanto estás en carrera. Lo importante el domingo es que la gente nos vea con ganas de luchar, de pelear, ya que nos va a beneficiar a todos”. Por último Esteban apuesta claramente por un nuevo mano a mano entre Mathieu Van der Poel y Wout Van Aert. “No es que estén un punto por encima de los demás, es que están dos o tres, incluso de Van der Haar. Las referencias del domingo no nos valen”. Larrinaga: “Demostrar que estoy mejor que mis resultados” Así, casi sin darse cuenta, Ruiz de Larrinaga llegará el domingo a su décimo Mundial consecutivo. “Es algo que no me van a quitar, la experiencia de todos estos años y seguir teniendo la ilusión, las ganas de hacerlo lo mejor posible. Han cambiado mucho las cosas y pienso que a mejor, aunque la competencia es cada vez mayor”. Y en este sentido apunta un dato objetivo: “En mi caso estoy mejorando técnicamente y estoy más cerca en tiempo de los primeros, pero no mejoro puestos”. El alavés llega con la ilusión de “poder demostrar que estoy mejor que los resultados que he obtenido. Este año ha sido un poco irregular, pero, desde Namur, creo que el último mes ha sido bastante bueno. Físicamente llego bastante bien, pero como te decía antes hay que ser realistas y un puesto entre los treinta primeros sería lo normal. ¿Por encima? Me muestro más cauto porque la experiencia me dice que en un Mundial no falla nadie”. Larrinaga, que se encuentra en Bruselas, comenta que “hasta que no vea el circuito no me puedo hacer una idea. No soy un corredor explosivo, por lo que preferiría que fuera lento, con algo más de barro, y es lo que parece que tendremos si suben las temperaturas el fin de semana. Y en esas circunstancias, en un circuito pesado, Van der Poel y Van Aert son más favoritos que nunca. Solamente si hay un recorrido más rápido puede haber margen para la sorpresa”. La pregunta sobre su compañero Ismael Esteban es obligada. “Después de lo de Roma estaba supremotivado y me imagino que tras lo de Hoogerheide, decepcionado. Pero ni entonces era un fuera de serie ni ahora es malísimo. Pero estamos hablando de alguien que ha hecho el doce en una Copa del Mundo. Yo no viví los tiempos de David Seco, pero como decía, ahora es bastante complicado, ya que creo que hay más nivel. Pero sería bueno que estuviera luchando por quedar lo más arriba posible, para demostrar que el ciclocross español está subiendo, aunque a algunos no terminen de creérselo”. De la misma forma opina sobre Felipe Orts y los juniors. “El primer año cuando vine el objetivo de casi todos era el que no nos doblasen, poder acabar. Ahora tenemos corredores con piernas para estar muy adelante. Lo qu tenemos que procurar es que después de los resultados del año pasado no salgan con presión, ya que si salen tranquilos y no cometen errores estarán arriba. Y no será algo de este año, ya que tienen mucho futuro. Hay que exigirles poco a poco, no como a nosotros, que esa presión ya no nos afecta”. Suárez: “Siempre me gusta exigirme” “Al final me salió una Copa del Mundo decente”. Así resume Kevin Suárez su actuación el pasado domingo en Hoogerheide. “Es verdad que el 30 no es un gran resultado, pero lo mejor es que habiendo corrido sábado y domingo, la sensaciones fueron buenas. Saliendo desde la sexta fila era complicado coger la cabeza, pero me mantuve sin problemas en un segundo grupo”. El cántabro considera que las referencias de la Copa del Mundo no van a ser muy válidas. “Hasta que no llegue allí el viernes no sabremos el tipo de recorrido que es. Nunca se ha disputado allí una prueba y ninguno tenemos referencias. Parece un circuito rápido, pero a ver como aguanta hasta el domingo. Si suben las temperaturas, a poco que el sol pegue, se hará más técnico, más embarrado pero más patinoso”. En cuanto a sus opciones es realista. “Saliendo desde la quinta fila, es decir, desde bastante atrás, será complicado la cabeza. Pero hay que luchar por salir lo mejor posible y coger tu ritmo, estar en el grupo que puedas. Estar entre los 25 primeros sería un gran resultado, pero hay que ser realistas”. Eso sí, a Suárez no le vale el hecho de ser debutante en la categoría para ser conservador. “Siempre me gusta exigirme y después de un año tan irregular, me gustaría acabar la temporada con buen sabor de boca”. El subcampeón de España termina diciendo que “de este fin de semana no se pueden sacar conclusiones de cara al Mundial, aunque Van der Haar vuelve a estar a un buen nivel como demostró ganando las dos pruebas. Si el circuito se pone más pesado, Van der Poel es el máximo favorito, pero a Van Aert nunca hay que descartarle y ojo con Pauwels, que siempre está ahí en las grandes citas”. Hernández: “Ismael va a medir el nivel de todos” El fin de semana fue agridulce para Aitor Hernández. “El sábado corrí muy a gusto, con muy buenas sensaciones, y lo di todo. Pero el domingo lo pagué y no sólo por el cansancio. Hacía bastante frío, salí sin perneras, todo caliente, incluso cuando los belgas lo hicieron, y lo acusé. A estas alturas de la temporada todo se acusa. Pero en general las sensaciones fueron buenas y ahora toca estar tranquilo toda la semana para recuperar para el domingo. En principio me gustaría tener esas mismas sensaciones en carrera”. El de Ermua ha sido el único élite que ha regresado a España, para viajar el jueves hacia Luxemburgo. Hasta entonces no conocerá el circuito. “nadie tenemos referencias y solamente sabemos que va a ser más ondulado que Hoogerheide, con algunos toboganes. Pero lo que más puede influir es la meteorología y de aquí al domingo puede cambiar bastante. Si está helado será muy rápido, pero también puede estar complicado por el riesgo de resbalones. Y si hace más calor, se embarrará”. De cara al domingo, “la primera clave será salir bien. Salgo de los últimos, pero en una hora de carrera si tienes fuerzas hay tiempo de ir adelante, siempre que no tengas mala suerte y puedas evitar montoneras y enganchones. Desde ese momento a hacer tu carrera y a ver si logramos el objetivo de estar entre los treinta mejores”. En cuanto a los favoritos, Aitor también apuesta por los ‘niños’, aunque “después de lo visto el fin de semana no descarto a Van der Haar”, y termina hablando de Ismael Esteban. “Si el circuito se hace duro y técnico, y puede correr como le gusta, con cambios de ritmo ¿por qué no puede estar entre los quince mejores?  Ya lo ha demostrado y precisamente por eso no tiene que jugárselo todo a la carta del Mundial. Para todos sería bueno que quedara lo más arriba posible porque se demostraría que si ha ganado de calle en España es porque tiene un muy buen nivel, no porque los demás no lo tengamos. El va a ser el que va a medir el nivel de todos”.
Fecha: 23/01/2017
Con el anuncio de los cuatro élites que faltaban, tras la disputa de la Copa del Mundo de ciclocross en Hoogerheide (Países Bajos) como había indicado el seleccionador Pascual Momparler, ya está completa la selección española que afrontará el próximo fin de semana el Mundial de Bieles (Luxemburgo), y que estará compuesta por trece corredores, nueve hombres y cuatro mujeres. Se trata de: Elite hombres: Ismael Esteban, Aitor Hernández, Javier Ruiz de Larrinaga y Kevin Suárez. Elite mujeres: Lucía González y Aida Nuño Sub23 hombres: Jokin Alberdi y Felipe Orts Sub23 mujeres: Alicia González y Alba Teruel Juniors: Jofre Cullell, Iván Feijoo y Xabier Murias Buena parte de estos corredores se han trasladado –o lo harán en las próximas horas- desde Hoogerheide a Bieles, caso de tres los cuatro élites –todos menos Aitor-, el sub23 Alberdi y las cuatro féminas- mientras que el resto volará desde España, el jueves, aunque los auxiliares saldrán por carretera un día antes. Pocas referencias del recorrido La ciclocrosista luxemburguesa Christine Majerus definía la semana pasada el circuito en la web de la UCI: “El primer tercio del recorrido consta de una sección principalmente cubierta de hierba y llana, pero que no llegará a enfangarse. La segunda parte también es de hierba, pero más técnica, ya que hay algunas pequeñas subidas y descensos. El último tercio podría estar embarrado, e incluye subidas, escaleras y un descenso que conduce a la línea de llegada. Es la parte más decisiva”. También comentaba que “dada la primera parte, el circuito no será increíblemente difícil como el de Namur, pero vista la parte final no tendrá ninguna vuelta fácil”. Igualmente añadía que “las condiciones meteorológicas serán también importantes. Lo consideraría como un circuito medianamente duro en seco, que podría convertirse en bastante físico si llueve y hay barro, e incluso técnicamente complicado en caso de nieve y hielo. Pero como ocurre a menudo en el ciclocross, el más fuerte ganará, sea cual sea el recorrido” “Es un circuito nuevo, en el que no se ha competido con anterioridad –añadía el seleccionador- por lo que hasta el jueves no sabremos nada con certeza, aparte de estas escasas referencias. Pero más decisivo puede ser el tema de la climatología. Hace unos días daban que iba a llover bastante, pero ahora parece ser que no habrá agua, pero sí que tendremos bastante frío, con temperaturas muy por debajo de cero, como este fin de semana en Hoogerheide”. Esta circunstancia provocaría “tener un circuito súper duro. Y para casi todos nuestros corredores, cuanto más rápido sea, mejor. Pero también tienes la contrapartida de que un fallo te penaliza muchísimo, una caída, una mala salida, una mala trazada…. Rápidamente te sacan 10-12 segundos, te dejan y eso se paga”. Sub23 y juniors, principales opciones El sub23 Felipe Orts y los juniors Iván Feijoo y Jofre Cullell parecen ser las máximas opciones españolas. “Podemos soñar con algo grande, pero hasta que no veamos el circuito y sobre todo la carrera, no podemos vaticinar. Lo mínimo es estar entre los diez primeros, porque ya lo han demostrado. Ahora mismo cualquier corredor que haya terminado entre los cinco mejores en una Copa del Mundo puede estar en el podio. Y ellos no lo han hecho por mala suerte. Eso sí, no voy a ser yo el que les meta presión. La carrera les podrá a cada uno en su sitio”. Momparler, que estuvo ayer viendo en directo la prueba de Hoogerheide, analizó bien las prestaciones de sus corredores. “Feijoo llegó a estar segundo, perdió bastantes puestos pero recuperó bastante. Cullell no vino porque prefirió descansar pero la semana pasada semana corrió en Roma, a un nivel similar. Y Orts tuvo un problema de salida, llegando a ir el 38, pero fue remontando y se quedó muy cerca del top ten. Con estas referencias, estando bien de salud como están y saliendo en las primeras posiciones, tenemos que ser optimistas”. Para el seleccionador, “aunque no corrió ayer, Eli Iserbyt es el favorito para mí en sub23, mientras que en juniors vi bastante por encima a los dos británicos que ayer quedaron primero y segundo, Thomas Pidcook –campeón de Europa- y Ben Turner”. Un circuito diferente para Esteban Si Momparler hablaba de un circuito rápido como recorrido idóneo para las categorías menores, en el caso de Ismael Esteban, la gran baza en élites, un circuito pesado sería mejor para sus opciones. “Si es un circuito de rodar, tendrá menos opciones que en uno embarrado. Está muy mentalizado y ya vimos de lo que es capaz -12º en Fiuggi-. Estamos hablando de un top 15, algo que no es descabellado y que sería el mejor resultado en mucho tiempo”. En concreto, ese decimotercer puesto de David Seco en Monopoli 2003. Respecto a los otros tres seleccionados, “Kevin ha tenido un año muy irregular, pero estamos hablando de un corredor en su primer año élite, por lo que es importante que vaya cogiendo experiencia, para comenzar a exigirle en un par de años. En cuanto a Aitor y Larri, han estado muy igualados y hubiera sido injusto descartar a alguno de los dos, hubiera sido una decisión difícil, aunque quizá nos tengamos que plantear en el futuro poner unas exigencias de resultados a nivel internacional en Copas del Mundo para acudir a un Mundial. De momento, los dos pueden estar en esa franja del veinte al treinta en que han estado otros años”. Las referencias de ayer no son claras para Momparler a la hora de hacer un pronóstico. “Van Aert no corrió pero imagino que por descansar, para no enseñar sus bazas, mientras que lo de Van der Poel es extraño, ya que por un lado es comprensible que no quisiera forzar, ¿pero quedar tan atrás corriendo en casa? Pese a la buena noticia que supone ver de nuevo a Van der Haar al más alto nivel, pienso que el Mundial estará entre los dos ‘niños’”. Alicia, la otra gran baza Terminamos en análisis con las féminas que, como en 2016, volverán a tener dos categorías mundialistas. Y es en la de sub23 donde encontramos las mayores opciones con Alicia González. “Tiene opciones similares a las de Felipe y los juniors. Ayer rodó muy bien, está muy fuerte y confiada, y toca esperar para ver si conseguimos el mejor resultado de las historia”, que no es otro que el decimosexto lugar logrado por la asturiana el año pasado en Tabor. Momparler reconoce no tener muchas referencias, “porque al correr con las élites, las condiciones son distintas”, aunque la belga Laura Verdonschot fue quinta ayer, y la francesa Helene Clauzel también quedó cerca del ‘top ten’. Finalmente el seleccionador confía en que las dos élites “vuelvan a estar en el nivel de años anteriores, es decir entre las veinte mejores”, en una prueba en la que tiene una clara favorita, la neerlandesa Marianne Vos. “Ayer la vi muy fácil, incluso cuando se bajaba de la bici. Pienso que volvemos a tener a la corredora de hace dos años. Ha vuelto la mejor versión de Vos y por ello es clara favorita”.
Fecha: 13/01/2017
El seleccionador nacional de ciclocross, Pascual Momparler, ha anunciado parte del equipo que participará en los Campeonatos del Mundo de la especialidad, que se disputarán en Bieles (Luxemburgo) los días 28 y 29 de enero. En concreto, se trata de los corredores de todas las categorías, con excepción de los élites: Juniors H: Iván Feijoo (Galicia), Jofre Cullell (Cataluña) y Xabier Murias (Euskadi) Sub23 F: Alicia González (Asturias) y Alba Teruel (Comunidad Valenciana) Sub23 H: Felipe Orts (Comunidad Valenciana) y Jokin Alberdi (Euskadi) Elite F: Aida Nuño y Lucía González (Asturias). En cuanto a los élite “voy a esperar a la disputa de las pruebas de la Copa del Mundo en Fuggi (Italia), este domingo, y en Hoogerheide (Países Bajos), la semana siguiente, para tener todas las referencias”, comenta Momparler. En este sentido, hay que recordar que los corredores seleccionados y preseleccionados disponen de una bolsa para ayudarles en su participación en estas dos pruebas de la Copa del Mundo, con el fin de llegar en las mejores condiciones al Mundial de Bieles. De la primera relación anunciada por el seleccionador, solamente Murias es debutante. Para Feijoo, Cullell, Alicia y Teruel será su segundo Mundial; para Lucía y Alberdi, el tercero, y para Orts, el cuarto. En el extremo contrario, Nuño, que afrontará su octavo Campeonato. Sábado 28 11:00. Hombres juniors 13:00. Mujeres sub23 15:00. Mujeres élite Domingo 29 11:00. Hombres sub23 15:00. Hombres élite  Más información en: bieles2017.lu/

Páginas

#RespetoalCiclista
#MovimientoCiclista
Patrocinadores

 

Colaboradores / Proveedores

 

SORTEOS | PROMOCIONES
 

 

  • FEDERACIONES AUTONÓMICAS
  • <
  • >
AndalucíaAragónAsturiasBalearesCanariasCantabriaCastilla La ManchaCastilla LeónCataluña
ExtremaduraGaliciaMadridMelillaMurciaNavarraPaís VascoRiojaValencia